top of page

La obesidad en la sociedad y la relación con las enfermedades hepáticas.

Millones de personas sufren de obesidad, que es cuando un paciente presenta un exceso de grasa corporal, a causa del consumo de más calorías de las quema el cuerpo, consumo excesivo de alcohol o por no realizar suficiente ejercicio


La crianza y la forma en la que comemos (hábitos) tiene que ver con el nivel saludable de nuestro cuerpo. La reeducación es importante para evitar la obesidad y algunas complicaciones derivadas, como problemas hepáticos, donde se incluye el hígado graso no alcohólico, la cirrosis y el carcinoma hepatocelular.


Diversas campañas se enfocan en cambios de la dieta en pacientes con el objetivo de perder peso y poder mejorar la calidad de vida, incluyendo una alimentación basada en fibra, proteínas, frutas, verduras carnes y pescados poco grasos; siempre complementando con ejercicio constante.


Actualmente los hepatólogos certificado utilizan herramientas fiables que permiten medir el nivel de grasa y rigidez en el hígado, como el caso del Fibroscan o elastografía transitoria, donde por medio de un ultrasonido no invasivo se obtienen resultados al momento.


Si tienes obesidad y tienes síntomas como color amarillento en la piel o los ojos, hinchazón y dolor abdominal, picazón de la piel u orina de color oscuro, es importante que acudas con un profesional de la salud certificado. Recuerda que realizar de forma periódica un seguimiento de tu organismo y prestar atención a los cambios corporales que presentas, es esencial para poder tratar a tiempo diversos padecimientos.


15 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page