top of page

Várices esofágicas

Las várices esofágicas son venas anormales dilatadas en el tubo que conecta la

garganta con el estómago (esófago). Se dan con mayor frecuencia en personas

que padecen enfermedades hepáticas graves.


Se causan cuando el flujo de sangre normal al hígado se bloquea por un coágulo o

tejido cicatricial, y para evitar los bloqueos, la sangre fluye hacia vasos sanguíneos

más pequeños que no están diseñados para transportar grandes volúmenes de

sangre, filtrándolos o rompiéndolos.



Otras causas pueden ser la cicatrización severa del hígado #cirrosis, coágulo

sanguíneo #trombosis o alguna infección parasitaria.


Su principal síntoma son las hemorragias, y pueden aparecer como:


  • Vómitos de grandes cantidades de sangre

  • Deposiciones oscuras, alquitranadas o con sangre

  • Además de generar aturdimiento y pérdida del conocimiento en casos graves.

Se puede sospechar de várices esofágicas si existen síntomas de enfermedad

hepática como la coloración amarilla en la piel y los ojos, sangrado con facilidad,

formación de hematomas y acumulación de líquido en el abdomen.


Es importante mencionar que cada paciente es diferente y puede o no tener 1 o

más síntomas relacionados.


Actualmente no existe ningún tratamiento para evitar el desarrollo de várices

esofágicas, pero si eres una persona con enfermedad hepática, se recomienda no

beber alcohol, seguir una dieta saludable, mantener un peso saludable y evitar el

uso excesivo de productos químicos de limpieza o aerosol, ya que el hígado

elimina toxinas del cuerpo, y con ello reduces la cantidad a procesar.


Si deseas conocer más, visítanos en El puerto de Veracruz, somos médicos

certificados.

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page